viernes, 29 de septiembre de 2006

hablemos un poco de la historia del tiempo

¿QUE ES UN CALENDARIO?
nombres de los meses del año
(calendae; primer día del mes)

Así como para medir una distancia se usa un patrón de medida llamado metro (en el S.I.) o como para medir un peso se usa un patrón de medida llamado kilogramo, para medir el tiempo se usa como patrón al segundo, pero esto es para tiempos muy pequeños, para tiempos mas largos, digamos siglos, se usa un calendario.

El calendario es un instrumento matemático basado en el movimiento de la tierra en el espacio que la actual civilización usa para medir el tiempo. (Este concepto es producto de mis conclusiones)

Básicamente un calendario es la forma de medir el tiempo que tiene cualquier sociedad.

Desde tiempos muy remotos en los que el hombre empezó a percibir la existencia de lo etereo, sintió la necesidad económica, ritual – astrológica o simplemente de organizar sus actividades diarias a través de un instrumento al que se lo conoce actualmente como calendario, para ese fin se usaron medios astronómicos basados en una cierta regularidad de los astros de allí tenemos que se originaron calendarios solares, lunisolares o lunares dependiendo de en que astro este basado el calendario.

Calendario solar.- esta basado en la duración del año solar algo mas de 365 días (gregoriano) que es el tiempo en que tarda nuestro planeta en completar una revolución completa alrededor del sol.
Calendario lunar.- esta basado en las diferentes fases de la luna con 12 meses de 29 o 30 días lo que da como resultado un año de 354 días (calendario musulmán)
Calendario lunisolar.- esta basado en las fases de la luna aunque el año dura 365 días por esto necesitan incluir un mes cada cierto tiempo. (calendario hebreo)
¿Que es una año embolismal? Es un año de 13 lunaciones y en el se emplea el mes lunar sinódico que va entre 2 fases idénticas sucesivas y es un poco mayor al tiempo de rotación real sidéreo. El mes lunar sinódico tiene una duración igual a 29.53 días y se lo usa en los calendarios lunares actuales y tiene un error aproximado a 1 segundo lo que es conocido hace mas de 2000 años.

Los calendarios más antiguos de lo que se sabe actualmente son quizá los egipcios que datan su existencia del año 3000 a. C. están también los babilónicos que datan desde el 2000 a.C. el cual contaba con una división de 12 meses en su estructura básica.

El antiguo calendario romano a través de algunas variaciones es el que tenemos actualmente que por aquellos días contaba con 10 meses organizados así: 4 meses de 31 días (marzo, mayo, julio, octubre) y 6 meses de 30 días (abril. Junio, agosto, septiembre, noviembre, diciembre) en total ese calendario tenía 304 días por lo cual los meses no coincidían con las estaciones sino en un período de 5 años.

A través del tiempo y a medida que avanzó la sociedad se hizo necesario perfeccionar el calendario; varias reformas de las cuales destaco a continuación.

Numa Pompilio (2do rey de Roma de quien algunos dudan de su existencia) agregó 2 meses nuevos al calendario romano: Januarius (enero) de 29 días y februaris (febrero) de 28 días, además redujo los meses de 30 días a 29 días con lo que el año quedaba dividido en 355 días. La diferencia de 10 días con el año solar era intercalada por el pontifex maximus (jefe sacerdotal electo depositario de la ley).

Julio Cesar (emperador de Roma) asesorado por el astrónomo Sosígenes introdujo una importante reforma con el objeto de estabilizar el calendario la cual consistió en lo siguiente:
1.- agregar 10 días de una sola vez
2.- definir el año solar como una división de 365 días y 6 horas; de esta manera cada año tiene 365 días y cada 4 años se agrega un día lo que conocemos actualmente como “año bisiesto” que tiene 366 días
3.- Los 10 días aumentados al año se distribuyen así: se agregan 2 días a agosto, diciembre y enero y un día a abril, junio, septiembre, y noviembre que es precisamente el calendario que tenemos actualmente con excepción de los años bisiestos.

Cesar Augusto (emperador) como la intercalación de los años bisiestos se la hizo de forma incorrecta por parte de Julio Cesar; el emperador Augusto tuvo que suprimir su conteo durante 15 años y se comenzó a contar a partir del año 8 d.C. además de esto cambió los nombres de los meses Quintilis y Sextiles por los de Iulius (Julio) y Augustus (Agosto) respectivamente en honor a Julio Cesar y a el mismo.

Gregorio XIII (sumo pontífice) como el calendario juliano tenía un error de un día cada 128 años; el papa Gregorio XIII lo modifico por una petición del concilio de Trento para intentar ajustar el calendario al año solar introduciendo las siguientes modificaciones.
1.- adelanto 10 días al calendario de tal forma que el martes 5 de octubre de 1582 paso a ser viernes 15 de octubre de 1582 fecha de inicio del actual calendario e inicio de la era actual
2.- Generó también la regla para el cálculo de los años bisiestos la cual consistió en hacer bisiesto 1 de cada 4 años la duración media del año es de 365.25 días es decir mayor al año sideral que tiene 365.242 días. Lo que se hizo para mejorarlo fue quitar el carácter de bisiesto de los fines de siglo con lo que cada 100 años hay 24 bisiestos en vez de 25 con lo que se obtiene una duración media del año de 365.24 días, esta duración no fue suficiente por lo que se decidió hacer de cada 4 fines de siglo uno bisiesto es decir, cada 4 siglos se tienen 24+24+24+25 = 97 años bisiestos lo que conduce a una duración media del año de 365.2425 días. De esta forma la regla de los años bisiestos quedó pues de la siguiente forma: un año es bisiesto si las 2 últimas cifras de sus 4 dígitos son divisibles por 4 pero no cuando ambas son igual a cero excepto si el número total de cifras que constituyen el año, es decir las cuatro cifras son divisibles por 400.

Con esta aproximación el error cometido es de aproximadamente de 26 segundos por cada año. Con estas modificaciones el nuevo calendario gregoriano fue adoptado inmediatamente por países como España o Francia, es decir en el mismo año de la modificación: 1582; en los casos de Portugal e Italia se lo adoptó mas tarde, en Alemania en sus estados católicos en 1584; y en sus estados protestantes recién en 1700; en Inglaterra en 1752; en Suecia en 1753; en Rusia en 1918; en Turquía en 1927 y en Grecia en 1923.

Actualmente el formato para escribir una fecha viene definido por el año, el mes, dígito del día y la hora. Todo esto se refiere a nuestro calendario basado en el año solar, voy a definir pues a continuación los distintos tipos de años y días que usamos actualmente:

Año solar: (o trópico) intervalo de tiempo que transcurre entre 2 pasos reales de la tierra o aparentes del sol por el mismo equinoccio o solsticio. Equivale a 365.2422 días y es el utilizado en el calendario gregoriano (actual)

Año sidéreo: intervalo de tiempo que tarda la tierra en dar una revolución completa alrededor del sol (período) con respecto a las estrellas. Su valor es de 365.2563 días la diferencia entre el año sidéreo y el año solar viene dada por la precesión de los equinoccios (unos 20 minutos al año aproximadamente)

Año civil: es el utilizado en el calendario que consta de 365 o 366 días completos.

Año lunar: intervalo de tiempo de 12 revoluciones sinódicas de la luna el cual consta de 354 días.

Día sidéreo: intervalo de tiempo constante que tarda la tierra en dar una rotación alrededor de su eje polar y durante la cual se efectúa una revolución aparentemente completa respecto de las estrellas consideradas fijas. Su duración aproximada es 23.9345 horas.

Día solar verdadero: intervalo de tiempo en el cual transcurren 2 culminaciones del sol para el mismo meridiano. Dado que la tierra se desplaza un en su órbita solar un cierto ángulo respecto del sol en un periodo igual a 24 horas, deberá girar sobre si misma igual ángulo para que el sol aparezca en las misma posición aparente que el día anterior esto hace que el día solar sea algo mayor que el día sidéreo. Además de esto, por la ley de las áreas barridas (2da ley de Johannes Kepler (1571-1630) publicadas en 1609 la cual reza que los planetas barren áreas iguales en tiempos iguales en sus orbitas solares) la velocidad de la tierra alrededor del sol es variable (es decir, cuando esta mas cerca de éste, la tierra aumenta su velocidad (perihelio) y pasa exactamente lo contrario cuando se aleja (ahelio)) y por tanto el día solar verdadero también lo es por lo que no se puede tomar como unidad de medida de tiempo.

Día solar medio: para superar las diferencias entre el día solar verdadero y sidéreo; se hace una medida con un valor exacto de 24 horas, este es el tiempo que se utiliza para medir un día en el calendario. Las diferencias entre el día solar sidéreo y verdadero se expresan en una curva denominada analema.

Día lunar: intervalo de tiempo de 2 pasos sucesivos de la luna por un mismo meridiano. Equivale a 24 horas y 50 minutos la diferencia con el día solar medio es debida a que mientras la tierra efectúa una rotación; la luna se ha desplazado en su órbita ese tiempo esta es la razón por ejemplo que las mareas se retracen 25 minutos cada 12 horas. El ciclo lunar sideral (ciclo de la luna respecto a estrellas fijas) tiene un valor de 27.1 días mientras que de luna nueva a luna nueva; el intervalo de tiempo es igual a 29.5 días (la diferencia se explica debido al movimiento de la tierra durante el ciclo lunar)


CONCLUSIONES:

*Las dificultades para realizar un calendario eficiente desde tiempos muy remotos es perfectamente entendible debido a que la tierra tiene diferentes movimientos y velocidades a lo largo de una revolución solar completa, es decir en un año. Es difícil saber por ejemplo cuantos días han transcurrido entre una fecha y otra separada por periodos anuales debido a que nuestro calendario no es un instrumento sistemático. El conteo de días entre una fecha y otra no siempre es exacta porque tendríamos que contar en números fraccionarios (para lo cual si se desea precisión se usan horas, minutos, segundos y a veces hasta fracción de segundos) todo esto nos lleva a concluir que es muy probable que dentro de algún tiempo tengamos que realizar varias modificaciones a nuestro actual calendario gregoriano o quizás hasta cambiarlo por uno totalmente nuevo que nos permita medir el tiempo de manera mas fácil y segura.

BIBLIOGRAFÍA:
- Ciencias de la naturaleza y su didáctica
(José María Garrido & Mercedes Galdón Gallardo – grupo editorial universitario)
- Indagaciones personales


*La conclusión es puramente mía y nadie esta obligado a creerla o rechazarla sin fundamento sostenido alguno. He cambiado la estructura de algunos conceptos y párrafos utilizando términos más técnicos adecuados a mi prosa y léxico sin que esto signifique que su esencia misma haya sido modificada en lo más mínimo.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

TODOS SUS COMENTARIOS SON BIENVENDOS